SERIF

LAS HAMBURGUESAS ALIADAS DE SERIF: SINERGIA

Las Hamburguesas Aliadas de Serif: Sinergia

26 de Diciembre del 2016

Serif: Hola Meli, ¿Cómo inició Sinergia?


Meli: Bueno, mira: Sinergia inició hace muchos años con una idea. Yo apenas conocí la onda de los foodtrucks en Estados Unidos, me encantó ese movimiento pero para entrar con un camión de esos se necesita de una inversión muy grande, o sea, de muchísimo dinero. Tú para poder tener un camión, un foodtruck como tal está costando alrededor de setenta a cien millones de pesos, entonces es algo grande. Ahí inició Sinergia, con ese sueño, ese sueño de tener una cocina en movimiento, que pudiéramos andar por todos lados.


Para poder perseguir este sueño, comencé a cocinar en muchos lugares. Comencé a trabajar como chef pero aún así nada, no daba (risas). Y bueno, tuvimos la oportunidad de tener un socio que ya tenía los carros, pero los tenía parados, no estaba haciendo absolutamente nada con ellos y yo le dije pues que comenzáramos un foodtruck.


Entonces, el sueño se materializó el treinta y uno de diciembre que hablé con ésta persona que es mi socio. Es un primo, vive en China y está pasando unos días en Cartagena con toda la familia y bueno, nos reencontramos y hablamos del negocio y cuando yo llegué a Bogotá, a los quince días, llegó el primer camión, el primer Sinergia, fue una experiencia muy chévere: divertida, agotadora, sobre todo agotadora (Risas).


Serif: ¿Lo tienes acá?


Meli: No, lo tengo en un parqueadero.


Serif: Bueno y cuéntame ¿Cómo es eso de que vas a tener un sitio fijo?


Meli: Si, vamos a estar en un sitio fijo en la 126 con 9°.


Serif: Aaah, ya sé dónde es.


Meli: En el Rolling Fest se llama.


Serif: Oye ¡Qué loco! ¿Sabes por qué? Dije: yo tengo que ir a este lugar algún día. ¡Pero que bacano poder ir a visitar a Sinergia!


Meli: Ahí vamos a estar, creo que a partir del primero de Julio ya estamos ahí.


Serif: ¡Eso es ya!


Meli: ¡Sí! Hemos ido, o sea, Sinergia se ha movido por los mejores eventos en corto tiempo porque funcionando lleva poco. A Sinergia hubo que hacerle pintura, o sea, ese carro inicialmente llegó a mí siendo blanco y azul.



Serif: Nada que ver con eso.


Meli: ¡Nada que ver! Es más, tiene hasta un pescado pintado en la parte de atrás porque eso se iba a utilizar  para comida de mar en Santa Marta; allá es dónde están los otros pero están parados.


Cuando llegó aquí yo le dije: "tengo que hacer algo nuevo con esto", y lo pintamos.


Serif: ¿Cuál fue el proceso para traerlo acá?


Meli: Pues bueno, el proceso comenzó en China; mi primo lo embarcó, creo que son cuarenta y cinco días en un barco y ya. Luego lo mandaron en un camión de mudanzas y llegó acá. El proceso fue bajar eso del camión de mudanzas. (Risas) Yo no tenía ni idea cómo se bajaba eso. La persona que lo traía me llama y me dice: ¿Y ya tiene dónde bajarlo? ¿Ya tiene grúa con qué bajarlo? Y yo ¡Whaaaat?!


Serif: ¿No se baja con la manito?


Meli: ¿No lo podemos bajar cargado? Entonces ellos cuando lo engancharon fue un proceso grandísimo con mucha gente y yo estaba sola y decía: "nada, él lo pone, lo baja y ya, chao" (Risas). Y no, tuve que ir, fue una vaina de una hora ahí todo el mundo gritando, o sea, fue una locura… Casi se cae; ha sido algo chévere, es como un hijo… ¡Esto es como un hijo! (Risas)


Y bueno ya, él llegó, hicimos todo lo que fue la pintura y eso lo hicimos nosotras mismas. O sea, entre Verónica y yo lijamos, pintamos… todo. Vero, por ser diseñadora gráfica, ella hizo todo el diseño de Sinergia.


El nombre salió de… Fue una locura. Un amigo me dijo: ponle “La Ramburguesería”.


Serif: “Ramburguesería” (Risas)


Meli: Que son las hamburguesas de Rambo (Risas). Entonces llegamos a Sinergia. Verónica llegó a Sinergia, ella fue la que le puso el nombre porque la sinergia es la suma de todas las fuerzas para hacer algo muy bueno, o sea, tú puedes ser muy buen… No sé… Guitarrista ¿Cierto? Pero te sumaste a un buen baterista y ya tienes una banda.


Desde la carne tenemos una muy buena calidad en quesos, todo eso lo juntamos y hacemos Sinergia, entonces ese es el nacimiento de este hijo que me ha costado mucho pero felices de tenerlo. (Risas)


Serif: Bueno, cuéntame de tu experiencia en los eventos ¿Cómo es la cuestión de esa guerra que hay entre la asociación?


Meli: ¡No! Fíjate es muy chévere, nosotros tenemos una asociación que es Asofoodtrucks Bogotá y somos como una familia.


Serif: ¿Disfuncional? (Risas)


Meli: Más o menos… Pero una familia… (Risas) Tenemos nuestros desacuerdos pero al final del día todos nos queremos así. Sinergia lleva poco tiempo en eventos con ellos, llevamos alrededor de cuatro meses, hemos ido a muy buenos eventos, hemos salido seleccionados en muy buenos eventos y de ahí hemos aprendido, hemos aprendido que con ciertos camiones tenemos más ‘feeling’. O sea, por ejemplo Sinergia tiene muy buen ‘feeling’ con el camión de pizzas Dioretto que son unas pizzas en horno de barro, es un horno italiano y tienen todo eso dentro de un camión, es muy chévere, entonces el ‘feeling’ que tiene Sinergia con las pizzas Dioretto es súper.


También tiene ‘feeling’ con un carro que se llama Aborigen, sus dueños son súper chéveres y son una particularidad. La dueña es un a ecuatoriana y es la cosa más ‘Chick’ que hay en esta vida (Risas). Sí, en serio, tú la ves, tú ves a Helena, tú la ves con su delantal y su cartera Michael Kors.


Serif: Espera, Helena es la de…



Meli: La de Aborigen.


Serif: La que yo contacté primero.


Meli: ¡Sí! Tú contactaste a Helena primero, entonces tú ves a Helena y Helena es así, ella está con su delantal, su uniforme de aborigen pero con su cartera de Michael Kors (Risas). Es muy chistoso, pero es súper chévere.


Entonces bueno… En los eventos uno a veces si tiene… sobre todo en el chat… uno ve cómo somos diferentes. Qué: “Ah, mira… Tal cosa” pero es una indirecta y todo va filtrado a través de Pamela; Pamela es nuestra Pam, nuestra gerente de eventos y ella es la que se aguanta a 19 personas.


Serif: ¡Uy Juemadre! (Risas)


Meli: Así jodiendo, porque además jodemos, todos molestamos y jodemos a unas horas, o sea, estamos en un evento: diez de la noche, un domingo y es como: “¡Esto no está funcionando!” y Pamela es la que tiene que resolver, pero es muy chévere porque ella es como la hermana mayor de todos… No es que sea vieja, ella es joven (Risas). Es muy joven, pero es como la hermana mayor de todos a la que todos le hacemos caso… Todos, o sea, no hay una cosa…


También hay otra señora que se llama Marcela, ella tiene un carro, ella es dueña de Picnic y también, o sea, ella es como la mamá de Pamela (Risas), porque todos le hacemos caso… Es así…


Alfredo, también de aborigen, el esposo de Helena, él también es como el señor que todos le hacemos caso. Pero es muy chévere, es una movida súper buena.


Serif: ¿Cómo es la dinámica cuando te llega un evento?


Meli: La dinámica es lo siguiente: nosotros tenemos un chat que es donde estamos todos los que pertenecemos a la asociación,. En este chat, Pamela publica las convocatorias, en un archivo de Dropbox ella publica todos los eventos que hay en el mes de Julio, por ejemplo, tú los abres y tú verificas qué evento de conviene y qué evento no.


Serif: ¿Y cómo se hace cuando hay más de un foodtruck que quiera entrar a un evento?


Meli: No, es… depende, por ejemplo, tenemos un evento y se necesitan dos foodtrucks nada más y hay diez que quieren participar, entonces hay dos cosas: o es a elección del cliente, Pam  le envía el brochure al cliente y él elige qué foodtruck va a ir; o si el cliente lo deja en manos de la asociación, de hace un sorteo. Entonces: No… Se necesita uno, ¡Listo! Entonces hagamos un sorteo, anotan los nombres de todos los foodtrucks, los meten en una bolsa…


Por ejemplo cuando uno comienza en esto, siempre se quiere meter en todos los eventos como para que la gente te conozca y se lleva uno… Al primer evento que fui, me llamaron de El Mozo, una discoteca gay que hay en la 85, ellos iban a hacer un evento en Multiparque, que es dónde trabaja Vero. Y yo dije: Bueno, sí; yo siempre he ido a los eventos de Multiparque y son muy grandes, hay no va cualquier cosa… Y yo: "Ay sí, vamos". Me metí y el tipo me dijo: "Van a ir de setecientas a mil personas", y dije "Ah bueno, ¡Listo!"... ¿Qué hice yo? De setecientas a mil personas van… No sí, si ya están confirmadas esas personas sólo comerán unas cuatrocientas… Eso dije yo.


No, comenzando que los organizadores de los eventos nunca te dicen la realidad de su evento. Ellos nunca te van a decir: “Ah es que vendimos sólo quinientas boletas”, No, nunca. Ellos me dijeron esto, me fui y compré comida para trescientas, cuatrocientas personas y sólo vendí como cien o ciento cincuenta platos. Como yo no tengo un punto fijo, toda esa comida la tuve que regalar.


Serif: ¿La regalaste ahí en el evento?


Meli: No, cuando salí del evento se la regale a mis porteros.


Serif: ¡Juepucha!


Meli: Si, fue muchísimo dinero perdido.



Serif:  ¿A cuáles eventos vas y a cuáles no?


Meli: No voy a eventos de música electrónica.


Serif: ¡¿Por qué?! (Risas)


Meli: Porque esa gente se empepa y no come. Montarles un foodtruck de pepas creo que habría sido mejor… La gente drogada, empepada, no come y es pérdida de tiempo porque pierdes la inversión de la comida, tienes que pagarle a dos personas más que te ayuden… Si ves, por ejemplo en Sinergia sólo caben tres personas entonces es tremendo. No voy a esos.


¿A qué voy? Voy a eventos donde haya Reggae, mucha marihuana… ellos sí comen (Risas). Nos gusta ir a todo tipo de eventos: Reuniones ¡Me encanta! Me encanta que me inviten a las fiestas “Ay mira, es que tengo una fiesta en mi casa” Si cabe el tráiler voy, así, lo bueno es que Sinergia es pequeño entonces así como en la Guarida, así igual. Entonces hemos ido a muchos, en el Club Media Fest de Corferias estuvimos, fue un evento grandioso, fue grandioso porque, hartos chinos con hambre y chiquitos, piden. Niños desde diez años que iban con sus papás.


Serif: Iban con una chequera al lado. (Risas)


Meli: Claro, y un papá que paga lo que costaba esa boleta, eran doscientos y pico, es un papá que tiene dinero. Entonces eran doce mil, quince mil niños corriendo por todo Corferias detrás de los YouTubers, o sea, era una locura. Los niños a mí me hacían pedidos, me pagaban y se iban. Al final del día terminé como con veinte pedidos pagados y sin reclamar ahí encima de una nevera porque nadie los fue a reclamar. A eso de las dos de la tarde, se les olvidó y se fueron. Pedidos de veinte mil pesos.


Serif: ¡Gracias Meli! Le diste muy buen precio a la revista.


Meli: Claro, y los dejaron, quince pedidos, esperé hasta las ocho de la noche cuando vi que a las ocho de la noche no venía nadie, ya no había niños, y dije: Cojan, ¿Quién quiere? Y regalarlos porque no.


Y con todos estos eventos experimentamos y mejoramos nuestro producto.


Serif: ¿Ustedes tienen  días en los que se sientan a experimentar en la cocina?


Meli: ¡Claro! Nuestras hamburguesas en Enero no son lo mismo que al día de hoy, de todo, evolucionó, porque es que la cocina, Sinergia, es una cocina en movimiento. No sólo porque rodamos por la ciudad sino porque día a día estamos experimentando qué le queda bien. Yo tengo que hacer de mi producto el mejor y ¿Cómo hago de mi producto el mejor? : Experimentando, moviendo mi cocina. Me encantan las hamburguesas, puedo hacer lo que tú quieras, yo dentro de una cocina puedo hacer lo que tú quieras… Hasta un plato francés, yo me invento de todo. Pero lo que me apasiona son las hamburguesas.


Yo he trabajado como chef en un hotel boutique que hay en la ciudad y es un hotel donde tú ves gente… Por ejempl, ahí conocí a la hija de Chávez, porque es el hotel de uno de los mejores cirujanos plásticos del país, entonces yo ahí me rodeé con gente muy famosa, me hice amiga de una señora que es venezolana y es de esas clientas imposibles que a todo el mundo le cae mal porque jode y jode; la vieja pidió un día una sopa de pollo y yo se la hice personalmente para que no jodiera (risas). La vieja bajó de su habitación a felicitarme porque había sido la mejor sopa de pollo que se había comido desde que salió de su casa y me dijo: “Nunca antes había probado algo que me recordara mi hogar, fue como estar comiendo con mi mamá”. Resulta que la señora es amiga íntima de Enrique Iglesias, o sea, es íntima de Antonio Banderas. El día del cumpleaños de Antonio Banderas ella estaba con él, así, gente de ese estilo. Entonces ahí me fui formando yo como profesional, pero a mí lo que realmente me mueven son las hamburguesas y los perros calientes. ¿Qué hago yo…? Ese conocimiento de todos los platos que sé hacer los trato de traer a una carne entre dos panes. La carne la intento hacer… No sé… Tenemos la que estuvo en la guarida que es la Lomo Árabe, esa hamburguesa que es un plato libanés hecho hamburguesa ¿Qué hacemos? Variamos los panes, también me gusta experimentar con los panes… Tenemos pan árabe de finas hierbas, pan árabe normal… Entonces evolucionamos todos los días en pro de obtener la mejor hamburguesa de la ciudad. ¡Eso queremos ser! La mejor hamburguesa de la ciudad.


Serif: ¿Cómo te fue con Bomba Estéreo?


Meli: Pues bien.


Serif: ¿Qué te pedían?



Meli: No, lo que pasa es que nosotros sólo estábamos por sus eventos. La nena es muy budista, muy vegetariana, entonces le gustan las cosas muy suaves, pero nosotros tenemos una cláusula en la que no podemos hablar de nada de eso.


Serif: Ah… Bueno (Risas)


Meli: Yo cociné para gente Full, o sea, que influencia full aquí, si he hecho eso. Mis hermanos, no sólo yo vengo de esta tradición, mi abuelita es una señora libanesa, es un as de la cocina, yo lo heredé y nunca me pagaron nada de cocina (Risas). Por eso soy comunicadora social.


Un hermano mío cocinó para Madonna, cuando vino a Medellín. El otro está ahorita en Master Chef, está de finalista… Somos una gran familia de cocineros y lo que hacemos es tratar de resaltar nuestras raíces. Yo a todo lo que cocino le pongo algo árabe, tengo esa despensa de ahí, como puedes ver en mi casa es enloquecida porque es mi centro de producción. Esa despensa de ahí tiene aproximadamente unos cinco millones de pesos en puros condimentos árabes porque los traemos, no los hacemos acá, los traemos. Mi mamá se encarga de armarlos, así como especias Hindú que están en el mercado así apilados. Mi mamá se encarga de armarlos y me los envía.


Serif: ¿Entonces has ido a tierra árabe?


Meli: No, no.


Serif: ¿Has querido ir?


Meli: Si, pero es que es complicado.


Serif: ¿Por la situación actual?


Meli: Si. Por ejemplo, mi mamá vive en Europa y es su sueño y no se atreve. Mi mama tiene ocho años viviendo en Holanda. Hasta el Líbano es complicadísima la situación, entonces prefiere abstenerse, pero ese es su sueño: ir a la tierra de los abuelos.


Serif: Y más siendo mujer, allá.


Meli: Pero ese es su sueño, ir a la tierra de los abuelos.


Serif: ¡Suena hasta romántico!


Meli: Sí… (Risas) Pero no, y no para Sinergia. Mi mamá ha sido un gran apoyo, tanto mi mamá como su esposo, para Sinergia y todas las ideas locas que a mí se me ocurren. Ellos ven cosas de cocina y piensan en mí enseguida y a veces me las regalan, a veces llega aquí a mi puerta paquetes gigantes, es algo así. Mi familia ha sido un gran apoyo para este sueño loquísimo. Que ha sido loquísimo porque yo dejé tirado toda mi carrera, toda mi vida por la cocina y la asociación nos ha dado un gran impulso, no sólo ha sido mi trabajo, yo trato de moverme con todas las empresas que conozco, pero la asociación ha sido de lo mejor para poder salir adelante, ellos nos envían a eventos, por ejemplo, este lunes nos envían a un evento en el hipódromo que se llama Jóvenes Católicos y sí, con cosas muy chéveres a las que nos encanta ir. Cada vez que ustedes tengan una fiesta o lo que sea, invítennos.


Lo mejor que le puede pasar a un cocinero es esto. Las cocinas en movimiento para mí son lo mejor que ha pasado; todavía nos falta mucho en tema de cultura, muchísimo. Estamos un poco disgustados con los empresarios de la ciudad, los que traen los conciertos, es tremendo que a nosotros nos cobren. Esta cultura en los Estados Unidos es completamente diferente, por ejemplo, en Lollapalooza en Chicago, a los foodtrucks les pagan por ir. No hay ningún foodtruck que pague mil dólares por ir a un evento, ellos negocian con una tabla de porcentajes pero aquí se pasan.


¿Sabes cuánto cobran por ir a Estéreo Picnic? Dieciocho millones de pesos, o sea, es tremendo. Por ejemplo, yo no me podría meter, nunca, porque la capacidad de mi camión no da para recuperar esos dieciocho millones de pesos, ¿Si ves? ¿Quiénes se meten a esos eventos tan grandes? Las multinacionales que no pertenecen a nuestra asociación, nuestra asociación no la deja entrar… por ejemplo, al camión de Presto sí, porque es una multinacional, es algo grandísimo; la asociación apoya a empresarios como yo, como tú a que entren a este tipo de eventos, pero no a las multinacionales y ellos son los únicos que pueden pagar por esto.


Serif: ¿Tú crees que eso algún día va a mejorar?


Meli: Va a mejorar de acuerdo como nosotros manejemos el tema, mientras tengamos camiones que paguen los ocho millones de pesos, los diez millones de pesos por entrar a un evento, esto nunca va a mejorar, porque si no eres tú, va otro. Es una cuestión de enseñarle a los empresarios: “No es tú negocio, tu negocio es organizar eventos, nuestro negocio es la comida.”


Po ejemplo: Yo te pago un cupo de cinco millones de pesos pero yo también tengo otro socio, yo gano diez en el evento, cinco son para cubrir el cupo y los otros cinco los tenemos que dividir entre mi socio y yo, ¿Quién ganó más dinero? Yo tuve que dividir mis cinco millones entre dos, es decir, yo trabajé para él. Mientras exista gente que los pague, sí. Puede que al final del evento saques tu tirilla de caja, se saque un porcentaje sobre lo que vendiste y te dicen: "Te voy a cobrar el diez por ciento". Entonces si vendiste dos millones, lo mío son doscientos mil pesos; pero hay camiones que no ponen la realidad de lo que vendieron y eso fue lo que dañó nuestro negocio por porcentaje. Muchos camiones no facturaban completo y el organizador se da cuenta, por eso se ponen los cupos. Yo no me lanzo a ningún evento por cupo, yo me lanzo por tabla de porcentaje y yo si le registro a la persona lo que vendo… Hay que ser legales y eso es lo que queremos ahora, que nuestro negocio se impulse legalmente que sea una ganancia mutua, no yo trabajar para alguien más.


También hay gente que no es consciente de lo que sucede… Por ejemplo, en el ParkWay, que es este fin de semana, un evento de colectivos, lo está organizando alguien de la Javeriana, entonces ellos me dicen: "ven al evento y te paso la ficha del evento. Son dos días: sábado y domingo y son trescientas personas y te cobro el veinte por ciento sobre tu venta. Son trescientas personas", yo le dije al tipo: “No gracias, son trescientas personas y tú me vas a cobrar el veinte por ciento”. Acabamos de salir de Expovinos, fueron cincuenta mil personas y nos cobraron el quince por ciento sobre el total de ventas y con trescientas personas nos iban a cobrar el veinte por ciento. Los únicos que nos han cobrado el veinte por ciento fue Club Media Fest, pero lo dimos sin pensarlo porque todos quieren ir al Club Media Fest, o sea, vuelven a hacer ese evento aquí en Colombia y todos los camiones van a querer ir. Hubo un camión que se hizo en un día catorce millones de pesos y sólo te están cobrando el catorce por ciento sobre ventas ¡Y en un día te haces catorce millones de pesos! Eran dos días. Yo les digo: “Toma todo mi dinero”. No les pongo problema, pero me invitan a un evento que solo van trescientas personas y me vas a cobrar lo mismo, estás desfasado. Y más o menos así es la movida, la movida en esta ciudad es de odios y amores, si porque amamos ciertas cosas pero odiamos otras que no nos parecen porque se quieren aprovechar de nuestro negocio. Es como si yo te cobrara por tocar en un sitio y te dijera: “Listo, tú vas a tocar y te voy a cobrar un porcentaje sobre el cover”, o sea, va a ganar el doble por cada botella que venda de la gente que yo te traigo. Así es, nosotros también movemos gente, hay gente que nos sigue y dónde vamos, donde va cualquier camión, ya es reconocido y la gente no entiende eso. Nosotros odiamos todo eso cuando se quieren aprovechar de nuestro trabajo como si no tuviéramos que pagar empleados, servicios, inventario, o sea tenemos que pagar la comida.

Juan Sebastián Botero Quintero